El Par Biomagnético

Rastreo de pares

La medición de los polos biomagnéticos es de aspecto cualitativo e indirecto, pero es la base para que en un futuro próximo podamos desarrollar equipos electomagnéticos que puedan medir en forma directa y cuantitativa las alteraciones bioenergéticas producidas por los microorganismos patógenos o por las disfunciones orgánicas.

Se inicia el rastreo de los órganos estudiados con el polo norte o negativo del imán rastreador. Lo común es que un polo positivo, solo haga resonancia biomagnética con un polo negativo, y que ambos se estén reatroalimentando energéticamente.

En realidad, el hemicuerpo izquierdo se mantiene fijo en su dimensión en tanto que el derecho es el que nos da las manifestaciones de elongación o contracción con lo que podemos definir cualitativamente el órgano alterado, su polaridad, actualmente la presencia más de mil pares biomagnéticos plenamente identificados y el tratamiento efectivo de estos pares y de todos los que aún estén en estudio o desconocidos.

 

Acortamiento del hemicuerpo

La mejor forma de rastrear los polos biomagnéticos es con el paciente en decúbito supino sobre una base firme y especialmente de madera o material aislante para evitar interferencias con los imanes. La ropa debe ser ligera y preferentemente de algodón aunque también puede hacerse sobre ropa ligera sintética. El conveniente dejar puestos los zapatos del paciente ya que estos permiten valorar el acortamiento o la elongaición del miembro inferior derecho. Se procede a rastrear los puntos de diagnóstico con el polo negativo del iman. En cada uno de los puntos se comprueba la dimensión de la pierna derecha para lo cual se toman los talones del paciente y se levantan las piernas unos 30° donde es más palpable cualquier alteración. Al encontrar algún punto alterado, los miembros inferiores tienen una diferencia que oscila desde un centrimetro hasta más de cinco centímetros. Una vez que se encuentra uno de los polos se procede a encontrar su contraparte que se muestra en el menú desplegable de cada uno de los puntos de rastreo.

Rastreo bioenergético.

En 1994 pudimos detectar mentalmente los fenómenos de polarización bioenergética pero hasta la fecha la despolarización se consigue por campos magnéticos. En 1995 pudimos transmitir el fenómeno de despolarización a distancia por inducción bioenergética entre la ciudad de México y la Piano de Sorrento, Italia. En la actualidad ya es común la curación a distancia en función de "El para bioenergético" con estos criterios, la despolarización de los órganos alterados, se logró desde 1988, enfrentando las cargas bioenergéticas por medio de imanes naturales superiores a los 1,000 gauss.

Tratamiento

Al colocar los imanes positivo (+) y negativo (-) se comprueba que los miembros inferiores recuperen su simetría normal. Se aplican los imagnes durante veinte minutos* para lograr la despolarización de los órganos y restituir el equilibrio del pH. en los órganos afectados.

Finalmente se comprueba la efectividad del tratamiento retirando el imán (+) y revisando la simetría con el método antes indicado (levantando las piernas del paciente).

* Nota: El tiempo de despolarización del par biomagnético varía de acuerdo a diversos factores como la edad y estado energético del consultante, también es importante destacar que la localización geográfica del consultante influye en el tiempo de tratamiento. Cerca del ecuador el tiempo se acorta hasta unos 3 minutos. Conforme se va a latitudes al norte o sur del ecuador el tiempo se alarga llegando a más de 20 minutos en países Europa o Canadá.

home | inicio | menu