El Par Biomagnético

Qué es el par biomagnético

El término de medicinas alternativas dentro de las cuales se incluye el Biomagnetismo médico es relativo, ya que en otras culturas la alopatía viene a ser lo alternativo. Otras sociedades muy antiguas ya sabían de la existencia de los fenómenos bioenergéticos duales, pero tal vez no lo demostraron de acuerdo a nuestros conocimientos actuales, o tal vez se perdió esa información. Es muy difícil descubrir un fenómeno natural y explicarlo en términos accesibles para el profano, pero es más difícil convencer y tratar de cambiar la mentalidad ortodoxa del científico.

Sin embargo la medicina institucional y privada de nuestra sociedad ya requiere de un cambio para el bien de la humanidad. Se acepta la transmisión energética inalámbrica como un suceso cotidiano; se acepta la resonancia energética y vibracional entre un emisor y un receptor que están en resonancia. Se acepta una teoría de la relatividad y cuántica, pero aún no se acepta que exista una resonancia vibracional entre dos órganos con polaridad contraria: "Teoría del par biomagnético" En 1988 tuvimos la oportunidad de conocer el concepto de biomagnetismo como un procedimiento de orden físico que detecta en forma cualitativa e indirecta por medio de imanes naturales de mediana intensidad, las alteraciones fundamentales del pH (potencial de hidrógeno) de los órganos internos del cuerpo humano.

El descubrimiento del par biomagnético en 1988 marcó un criterio totalmente nuevo dentro del mismo biomagnetismo y de la medicina en general, al comprobar que las cargas biomagnéticas tienen resonancia vibracional y energética. A la fecha se han descubierto e identificado plenamente 250 pares biomagnéticos, que a su vez identifican energéticamente con diversas patologías de los organismos humanos. El primer par biomagnético conocido fue el del síndrome de inmunodeficiencia humana (SIDA) que se genera en el timo y el recto desde las primeras horas en que se instala el virus, produciendo en los órganismos dos fenómenos simultáneos: inmunodeficiencia y seropositividad.

Elementos del Par Biomagnético

En 1994 descubrimos que existe un SIDA "Falso Positivo" a VIH en 1996 descubrimos que existe en VIH potencial. El par biomagnético tiene tres elementos bien definidos:

El nivel energético normal (NEN) en donde el pH es para´cticamente neutro y en donde se lleva a cabo todas las funciones vitales normales del organismo humano.
El Polo Positivo que se genera por exceso de H+ (hidrogeniones) en donde el pH es ácido y da lugar a la presencia del virus y hongos.
El polo Negativo que se genera por déficit de H+ y por la presencia de radicales libres complejos con polaridad negativa en donde el pH es alcalino, dando lugar a la presencia y desarrollo de bacterias y parásitos.
El par biomagnético viene a definir cada una de las patologías conocidas del cuerpo humano, por su ubicación en dos órganos bien identificables. A la fecha la medición de los polos biomagnéticos es de orden cualitativo e indirecto, pero es la base para que en un futuro próximo desarrollemos un equipo que pueda medir en forma directa y cuantitativa los fenómenos de polarización orgánica.

Diagnóstico y Curación a Distancia.

En 1994 pudimos detectar mentalmente los fenómenos de polarización bioenergética pero hasta la fecha la despolarización se consigue por campos magnéticos. En 1995 pudimos transmitir el fenómeno de despolarización a distancia por inducción bioenergética entre la ciudad de México y la Piano de Sorrento, Italia. En la actualidad ya es común la curación a distancia en función de "El para bioenergético" con estos criterios, la despolarización de los órganos alterados, se logró desde 1988, enfrentando las cargas bioenergéticas por medio de imanes naturales superiores a los 1,000 gauss.

Mecanismo de Curación

Teóricamente las cargas del par biomagnético tienen la misma intensidad, el mismo número de partículas elementales y la misma frecuencia bionergética de tal suerte que al enfrentarse una contra otra por efecto de la inducción magnética se anulan sus potenciales respectivos, y en ese momento los virus pierden su información genética y las bacterias su capacidad patógena. Este fenómeno nos permite identificar a los síndromes en sus componentes etiológicos ya sean virales bacterianos, micóticos, parasitarios, disfuncionales, tóxicos o genéticos; y en su mayoría curarlos.

Efectos Colaterales:

En 1997 certificamos que la geografía tiene influencia sobre la patología humana, pero también sobre el proceso curativo bioenergético. A la fecha se han estudiado, diagnosticado y atendido con este procedimiento, durante doce años aproximadamente a unos 60,000 pacientes, llegando a conclusiones muy importantes. El biomagnetismo médico, por ser un procedimiento de órden físico y natural así como externo, no produce yatrogenia ni efectos colaterales indeseables. Es bien sabido que los organismos superiores pueden ser portadores asintomáticos de microorganismos patógenos, aparentemente en las mucosas de los sistemas respiratorio y digestivo. En realidad lo hacen en los pares biomagnéticos y por ello, el biomagnetismo médico es también un procedimiento preventivo de la salud. Al detectar oportunamente la patología, aún antes de su manifestación clínica. Todos los fenómenos patógenos están soportados por distorsiones fundamentales el pH y la restauración de la entropía orgánica, condiciona la curación y por lo mismo, la salud.

* La cantidad de pares que se encuentran aumenta continuamente, No sólo los decubiertos por el Dr. Goiz, sino que a la lista se suman muchos otros descubiertos por otros biomagnetistas; de tal forma que a la fecha hay listas que enuncian más de 1000 pares.

NOTA: La información expuesta ha sido tomada de los libros del Dr. Isaac Goiz Durán, de tal forma que se explica y expresa el fenómeno de acuerdo a la Teoría del Dr. Goiz.

home | inicio | menu