Sufrimiento fetal

Tipo: Especial

Par

cava - timo

pares

Generalidades:

Sufrimiento fetal se debe a un intercambio deficiente de oxígeno entre la madre y el feto, puede darse desde el tercer mes del embarazo o en el momento del parto.

El par se aplica al bebé o niño para ayudar a sanar las secuelas derivadas del sufrimiento fetal.

Causas:

Las causas pueden deberse a trastornos en el organismo de la madre como hipo o hipertensión arterial, hipoxia (falta de oxígeno), acidosis, diabetes, tabaquismo, alcoholismo. También pueden deberse a fallas en el funcionamiento de la placenta y/o el cordón umbilical (compresión). Por el lado del feto puede presentarse una anemia hemolítica fetal debida a incompatibilidad con el Rh, o por infecciones (sepsis) u otros agentes.

También un tumor o malformación del útero puede entorpecer el flujo de la sangre al feto, situación que se puede evidenciar desde el tercer mes de embarazo.

Señales:

Las principales señales que permiten al médico identificar esta condición:

  • Aumento en la frecuencia cardiaca del feto (o disminución)
  • Falta de movimiento del feto
  • Aparición de meconio (contenido del tubo digestivo del feto) en el líquido amniótico
  • Acidosis fetal

Consecuencias:

Las consecuencias para el bebé pueden ser:

  • Reversibles: Los daños en el bebé son mínimos, la salud se reestablece sin dejar secuelas.
  • Irreversibles: El daño celular es irreversible y quedan tejidos dañados, siendo los más graves los que afectan al sistema nervioso del feto.
  • Muerte fetal o neonatal. El feto puede morir antes de nacer o a las pocas horas del alumbramiento.



Inicio | MENU | TOP