Quemaduras

Tipo: Primeros Auxilios

Antes de continuar vea la nota sobre el uso de esta Guía.

Clasificación:

Puede ser causada por fuego, objetos calientes, choque eléctrico, exposición solar o sustancias químicas (ácidos, abrasivos, etc.)
Las quemaduras se clasifican según los daños causados a la piel:

  • Primer grado: solo afectan la capa más externa de la piel causan enrojecimiento, inflamación y dolor (son menores a 5-7 cms.). Incluso pueden formarse ampollas.
  • Segundo grado: son más extensas y profundas (mayores a 5-7 cms), afectan varias capas de la piel. Suelen presentar ampollas.
  • Tercer grado: dañan todas las capas de la piel, incluso los tejidos más profundos como músculos. Pueden presentar un aspecto blanquecino, obscuro o carbonizado con sensación de tumefacción.

Primeros Auxilios:

En quemaduras de primer grado aplicar agua fría al menos durante 5 minutos para bajar la temperatura de los tejidos.Si no cuentas agua corriente puedes aplicar una compresa fría con una toalla o trapo limpio mojado. No aplicar ningún otro remedio casero. Después de aplicar el agua se puede vendar con una gaza esteril sin apretar demasiado.

- No aplicar ningún remedio casero o ungüento a menos que un doctor se lo indique.

- No aplicar hielo.

- No reventar las ampollas, es un medio que usar el cuerpo para bajar la temperatura.

- Si se ha quemado en un dedo con anillo, trate de sacarlo antes de que se inflame el dedo.

En quemaduras de segundo o tercer grado no seguir las medidas anteriores. Llamar inmediatamente a los servicios de emergencia (911). Revisar el estado de la víctima, que su respiración sea regular, que no sufra hemorragia; evaluar su estado de conciencia. En cada caso seguir las medidas necesarias. No aplicar magnetos. Esperar a que acudan los servicios de emergencia.

Valoración:

También es importante determinar el porcentaje de piel lesionada, para lo cual se siguen los siguientes parámetros:

  • cabeza: 9%
  • torax anterior: 9%
  • extremidad superior anterior: 4.5%
  • extremidad superior posterior: 4.5%
  • abdomen: 9%
  • espalda alta: 9%
  • espalda baja: 9%
  • genitales: 1%
  • extremidad inferior anterior: 9%
  • extremidad inferior posterior: 9%

Las quemaduras requieren atención médica de urgencia en caso de: quemaduras de segundo grado que afecten al más del 20% del cuerpo (10% en niños). Quemaduras de tercer grado que afecten a más del 10% del cuerpo (5% en niños). También cuando afecten zonas de la cara, genitales, manos, pies o articulaciones deben atenderse por personal médico. Especialmente peligrosas son las quemaduras de las vías respiratorias a causa de inhalación de humo, vapores, gases muy calientes o sustancias tóxicas, deberá acudirse inmediatamente a una unidad médica ya que rápidamente pueden comprometer la capacidad ventilatoria.
A todas las consideraciones anteriores hay que añadir otros factores como la condición general de la víctima: embarazados, niños, diabéticos, inmunodeprimidos, pacientes de cáncer... todos ellos presentan mayor riesgo.

Prevención

Las quemaduras arrojan miles de víctimas anualmente, ya sea por heridas que requieran hospitalización, muchas veces con afectaciones irreversibles; y en otros casos resultando en la muerte. Las quemaduras pueden prevenirse, debemos prestar especial atención en los pequeños, que son quienes están más expuestos a sufrir este tipo de accidentes. Veamos algunas de las medidas preventivas:

  • No te distraigas al usar la estufa o el horno.
  • Mantén los mangos de los sartenes y ollas hacia el centro de la estufa
  • Evita que los bebés y niños pequeños se acerquen a la estufa y otros focos de calor o fuego
  • Mantén encendedores y cerillos fuera del alcance de los niños.
  • Si tienes bebés o niños pequeños tapa los enchufes de la corriente eléctrica
  • Mantén las bebidas calientes u otros líquidos fuera del alcance de los niños.
  • Siempre comprueba la temperatura de un líquido o alimento antes de dárselo al pequeño.
  • Utiliza con cautela los aparatos que producen calor como tostador de pan, calefactor o plancha.
  • Enseña a los niños más grandes los riesgos de sufrir quemaduras y cómo prevenirlas
  • Evita la exposición prolongada bajo los rayos solares, incluso usando cremas de protección solar (lee cuidadosamente los instructivos)
  • Pide a un técnico que revise la instalación eléctrica del hogar en forma periodica.
  • Evita usar aparatos electrodomésticos o eléctricos en mal estado.
  • Revise que las mascotas no jueguen o mastiquen los cables eléctricos.
  • Instala equipos de seguridad como alarmas contra incendio y extintor
Documento sin título

Comentar






País
Fecha
Nombre
Comentario

Leer texto:


Leer pares:

En esta sección:

Tema relacionado: