Lesiones

Tipo: Especial

Par temporal

lesión - riñón (hl)

pares

Las lesiones pueden ser consecuancia de accidentes, o sobreexigencia al hacer un movimiento o ejericio; pueden tratadas con el par temporal lesión-riñón. Hemos dedicado artículos especiales para explicar las lesiones que requieren de primeros auxilios y/o atención de emergencia como son cortaduras, fracturas, o quemaduras.

Hematoma:

El hematoma se forma por la rotura de vasos sanguíneos, permitiendo pasar la sangre al tejido blando: piel, músculos, huesos o algún otro órgano, por lo que se pueden considerar un tipo de hemorragia interna. Se presentan con inflamación y coloración azúl-morado, también se le conoce coloquialmente como moretón. Aparece como consecuencia de un golpe contuso o algún otro traumatismo. Se trata con el par biomagnético, como cualquier otra lesión.

Desgarro:

El desagarro muscular también llamado distención muscular, rotura fibrilar o simplemente tirón, es al lesión de las fibras musculares que suele ir acompañada de rotura de los vasos capilares, lo que provoca hemorragia e inflamación. El desgarro puede deberse a un estiramiénto excesivo del músculo, a una contracción veloz o a una sobreexigencia. En decir que movimientos bruscos, golpes, accidentes, sobreexigir un músculo (como cargar objetos muy pesados) son las situaciones que puden provocar este tipo de lesiones.

La práctica de ejercicio intenso provoca pequeños desgarros que sanan en unas cuantas horas fortaleciendo al músculo o brindándole mayor flexibilidad.

Esguince:

El esguince es una lesión muy similar al desagarro, solo que en este caso los tendones son los dañados. En ambos casos la magnetoterapia es de gran ayuda, al aplicar el par negativo reduciendo la inflamación, al aplicar el par especial lesión - riñón se acelera la recuperación del tejido. Los esguinces más frecuentes suelen ocurrir en tobillos, muñecas y rodillas. El esguince de cuello es muy delicado porque compromete a la médula espinal, suele ocurrir en accidentes de auto o caídas.

Luxación:

Luxación o dislocación es el desplazamiento de los huesos, de su posición natural, en una articulación; puede ser causada por accidentes, movimientos bruscos o sobreexigencias. La dislocación frecuentemente va acompañada de esguince. La intervención de un fisioterapeuta que pueda volver a alinear la articulación es necesaria. El par lesión-riñón será de gran ayuda para la recuperación de la articulación. La dislocación más frecuente suele ser la del hombro. La Subluxación ocurre cuando el desplazamiento es mínimo. La subluxación de las vértebras suele ser frecuente y se corrige con masajes, manipulaciones de un profesional o incluso con imanes, como consecuencia del efecto antiinflamatorio y relajante muscular.


Documento sin título

Comentar






País
Fecha
Nombre
Comentario
24-02-2020
s/usuario
Puede probar distintas polaridades y posiciones, pero comenzando por negativo en la lesión.
23-02-2020
Cesar Lima
Sería negativo en la lesion ya sea lado izquierdo o derecho y riñon homolateral positivo? Correcto...

Leer texto:


Leer pares:

En esta sección:

Temas relacionados:

HOME | MENU | TOP | Términos y condiciones